Jun 12 2018

Rosario Murillo instó a las familias nicaragüenses a clamar a Dios para que reine la paz y tranquilidad

La Vicepresidenta de la República de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, instó a las familias nicaragüenses  a seguir orando por la paz y tranquilidad “para que podamos sentarnos de buena fe a trabajar rutas,  debemos dialogar y escucharnos  para mantener por delante un camino para la vida, un camino que debemos recorrer todos los nicaragüenses, un camino que debemos afianzar el buen corazón, para el buen común”.

La Coordinadora del Consejo de  Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, expresó que mañana es día de San Antonio, santo con muchos devotos en nuestra Nicaragua, así mismo detalló que todos los días son del Señor y que todos los días  y más en estos tiempos difíciles que vivimos, tenemos que pedirle a Dios para que reine la paz y la capacidad de entendimiento “para que podamos establecer las bases de un nuevo país,  que nos toca crear a todos y crearlo de la mano de Dios”.

La Compañera Rosario Murillo; reiteró que el compromiso de  madres, padres, abuelos, abuelas, hacia la juventud y la niñez es que habiten en un país lleno de esperanzas porque son el futuro de la Patria y tienen el deseo de  querer  vivir con aliento y esperanza.

Vicepresidenta de la República: Trabajemos juntos para vencer el enemigo más poderoso que es el odio y la violencia

La Vicepresidenta de la República de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, manifestó que Nicaragua es un pueblo lleno de fe “nosotros sabemos que  nuestro Señor nos acompaña en cada detalle,  llena nuestros corazones de capacidad para ver y sentir y dar amor. Nos da esperanza,  sabiduría y fuerza para avanzar hacia lo que Él quiere para nuestra Patria, un destino de Gloria, que encienda el fuego en nuestros corazones, para que  todos los días  trabajemos juntos para vencer al enemigo más poderoso que es el odio y la violencia”.

La Compañera Rosario Murillo, dijo que por esa razón se debe clamar a Dios todos los días “pidiendo a nuestro Señor que cese la violencia y podamos ver al Espíritu Santo fortaleciendo nuestra vida en la verdad de Dios, del prójimo y en su palabra.

La Coordinadora del Consejo de  Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo,  invitó a las familias que en estos momentos dolorosos, trágicos y difíciles que vive la Patria,  que nos sentimos preocupados y angustiados, hagamos la oración de San Francisco de Asís, para ser constructores de armonía y de Paz.

“Seamos consoladores, seamos capaces de comprender, seamos capaces de ser instrumento de la Paz, de la armonía de Dios. Queremos en nuestro país,  no haya ofensas, que sepamos llevar el perdón, que no haya odio, que sepamos llevar el amor, que seamos instrumentos de la paz del Señor”.

Rosario Murillo envía un fuerte abrazo lleno de fe y solidaridad a las familias que están sufriendo por la pérdida de un ser querido

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo dijo que estas  son horas difíciles ya que muchas familias están sufriendo, angustia por  parte de mamá, hermanos, parientes, esposos, esposas, enviándoles a todos ellos; un abrazo lleno de fe,  solidaridad y sobre todo el compromiso de trabajar juntos para que todo cambie, se transforme y vaya mejorando esta situación en el país, a través del trabajo por las rutas seguras de soluciones, propuestas que le hagan el bien a Nicaragua.

 “En particular queremos saludar a la familia de Ariel Ignacio Vivas que hoy perdió la vida, cuando trabajaba en labores de limpieza aquí en Managua, a la familia del hermano compañero Guillermo Méndez y Marco Gutiérrez Acevedo, en Jinotepe, todo nuestro amor y toda nuestra solidaridad. Y también al hermano alcalde de Jinotepe, Mariano Madrigal, cuya vivienda fue vandalizada esta mañana”, expresó la Compañera Rosario Murillo.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, clama a Dios para que cese la violencia y  vuelva a reinar en Nicaragua la capacidad de entendernos, la capacidad de comprendernos, la capacidad de escucharnos, la capacidad de encontrar juntos las soluciones que los problemas ameritan.