Jun 12 2018

Te contamos cuales son los alimentos que ayudan a prevenir enfermedades del corazón

La recomendación fundamental para cuidar su corazón es llevar una vida tranquila, tratando de no dar tanta importancia a los problemas, ejercitarnos, alimentarnos debidamente entre otras cosas. Y es que cada año unas 17,3 millones de personas fallecen porque su corazón deja de funcionar.

Platicamos con la nutricionista Verónica Silva, y ella nos sugirió algunos alimentos claves para reducir los riesgos de tener un problema cardiovascular, y mantener el corazón sano:

Avena

Uno de sus beneficios es su alto contenido en fibra, puede ayudar a reducir el colesterol ya que actúa como esponja en el intestino, de forma que absorbe el colesterol y ayuda a que se expulse y, de esa forma, no pase al torrente sanguíneo.

Pescado Salmón

Su alto contenido en ácidos grasos omega 3, que ayudan a disminuir notablemente los niveles de colesterol y triglicéridos mejorando la elasticidad de los vasos sanguíneos e impidiendo que se acumulen depósitos dañinos grasos en las paredes arteriales.

Chocolate negro

Diferentes estudios han demostrado que el chocolate con al menos el 60% o 70% de pureza ayudan a restaurar la flexibilidad de las arterias. También evitan que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos, por lo que ya no tienes excusa para privarte de su sabor si lo que quieres es cuidar tu salud.

Arándanos

Un estudio de la American Heart Association reveló que las mujeres entre 25 y 42 años que consumen esta fruta de forma habitual reducen hasta en un 32% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que los arándanos y las fresas contienen altos niveles de flavonoides dietéticos.

Tomates

Es uno de los alimentos más saludables y completos, ya que son ricos en potasio, lo cual es beneficioso para el corazón, pero además son una fuente de licopeno antioxidante, un carotenoide que puede ayudar a eliminar el colesterol malo o LDL y así reducir el riesgo de un ataque al corazón. Son bajos en calorías, en azúcares y deliciosos.

Aguacate

Son ricos en grasas monoinsaturadas, por lo contribuyen a disminuir los factores de riesgo de sufrir problemas cardiacos, como el colesterol malo. Además, contienen antioxidantes y potasio, por lo que son ideales para que acompañen a tus ensaladas, para hacer guacamole o, directamente, para comerlos solos.

Frutas cítricas

Según un reciente estudio, las mujeres que consumen altas cantidades de los flavonoides presentes en las naranjas y los pomelos tienen un 19% menos de riesgo de accidente cerebrovascular isquémico (los causados por un coágulo) que las que no toman esta fruta de forma habitual. Además, los cítricos también son ricos en vitamina C, también relacionado con la disminución de las enfermedades del corazón. Así que ya sabes, tomarás un zumito cada mañana con más ganas que nunca.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es rico en grasas monoinsaturadas, de ahí que su uso sea tan recomendado y beneficioso. Y es que hay estudios que revelan que seguir la dieta mediterránea basada en una alimentación rica en cereales, frutas, verduras, frutos secos y aceite de oliva puede reducir en un 30% el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

Papas

Las papas son ricas en potasio, que puede ayudar a disminuir la presión arterial, y también son ricas en fibra, con lo que tienen un efecto similar al que te contábamos de la avena.

Vino tinto

El motivo es que los antioxidantes que contiene ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares ya que aumentan los niveles del llamado colesterol bueno, provocando un efecto protector de las arterias. Eso sí, como siempre, casi todo es bueno si se consume con moderación. Beber cantidades mayores, en realidad, podría aumentar el riesgo de padecer algún problema del corazón.

Legumbres

Un estudio reveló que aquellas personas que comen al menos 4 veces a la semana este tipo de alimento, tienen un 22% menos de riesgo de padecer enfermedades del corazón que aquellos que las consumen menos de una vez por semana. Así que ya sabes, anímate a comer legumbres en ensaladas o como plato principal.

Almendras

En realidad, casi todos los frutos secos son buenos para el corazón: almendras, cacahuetes, pistachos, nueces de macadamia. Esto se debe a que son ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que reducen el nivel de colesterol LDL o malo. También contienen vitamina E, fibra, proteínas y ácido fólico.

Café

Hay estudios que han demostrado que tomar café de forma abundante (unas seis tazas al día) puede ayudar a disminuir en un 10% o 15% los ataques al corazón. Sin irse a tal extremo, hay otros estudios que dicen que un par de tazas al día también pueden tener ese efecto beneficioso, aunque no se sabe muy bien de dónde procede.