Jun 07 2018

Wingly, la plataforma online para pedir vuelos

Trasladar el modelo de negocio de BlaBlaCar a la aviación ha sido una tarea de altos vuelos hecha realidad por Wingly, una startup de origen francés con la misma nacionalidad que la popular app de viajes compartidos en coche. Todo comenzó con una idea del joven emprendedor Emeric de Waziers, que en 2015 se propuso crear una solución para “contratar trayectos cortos con la comodidad de los vuelos privados, sin ser tratados como ganado, pero sin desembolsar miles de euros por viaje”.

Según este emprendedor, después de más de diez años de experiencia pilotando aviones, decidió unirse a Lars Klein y Bertrand Joab-Cornu para fundar juntos esta plataforma online que convierte los vuelos privados en algo accesible para todo el mundo mediante la conexión de pilotos y pasajeros que comparten los gastos del viaje. Todo con el visto bueno de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA), en aeronaves con capacidad para entre dos y seis ocupantes y blindados con un seguro complementario que no encarece el coste de los vuelos.

Los pasajeros pueden navegar por el site y escoger entre las propuestas publicadas por los pilotos privados, segmentadas en viajes sólo de ida, excursiones de ida y vuelta, y experiencias consistentes en sobrevolar un determinado lugar.

De todos modos, si no se encuentra el viaje deseado, Wingly ofrece la posibilidad de solicitarlo por si algún piloto puede ofrecer ese servicio. Antes de publicar el anuncio con las necesidades concretas, la plataforma aporta una estimación de la duración y el precio del vuelo que va desde 260 euros y 660.

De momento, según datos de la propia compañía, en la plataforma ya se han registrado 10.000 pilotos y 150.000 usuarios, pero los planes pasan por incrementar esas cifras a medida que aterrizan en nuevos países.

Por: Fenia Rodríguez