May 18 2018

Tipos de amor que encontrarás en algún momento de tu vida

El tiempo pasa, vamos aprendiendo de cada experiencia, vemos todo desde otra perspectiva y hasta quizás ya no nos gusta lo que nos solía gustar. Tu manera de ver el amor cambia en la medida en que creces y te cruzas con diversas personas que van dejando una huella en tu vida.

Si el amor se dividiera en etapas, podríamos encontrar tres que son claves. Tres personas claves que nos enseñan a encontrarnos con nosotros mismos y sobre todo a crecer.

El amor inmaduro

Es aquel amor al que quisiste darle una oportunidad a pesar de todas las idas y vueltas, el que parece un perfecto guion de película a tus ojos. Es el primer amor, el que se da generalmente en la adolescencia, y como no tienes experiencia previa en estos asuntos, idealizas demasiado todo.

Este amor no dura mucho tiempo, probablemente porque ambos no estaban preparados para todo lo que implica una relación. Es un amor que se da cuando aún falta mucho por crecer y aprender. De todos modos, el amor inmaduro fue el puntapié para aprender a enfrentar tus miedos.

El amor volátil

Este amor realmente te puso a prueba. Te cuestionaste mucho sobre tu personalidad, tus deseos y tus objetivos en la vida. Te empecinaste en creer que ESA persona era la única en tu vida y terminó siendo lo opuesto a todo lo que soñabas.

Ese amor fue realmente un desafío y te enseñó a quitar de a poco las expectativas en tu pareja. Pensabas que podías cambiarlo, pero te diste cuenta de que una relación saludable no se trataba de imposición.

El amor no iba por ese lado y todo lo que sufriste fue el comienzo de un gran crecimiento personal. Te enseñó el dolor y aprendiste a aceptarlo, te enseñó a madurar.

El amor de la vida

No esperabas que ocurriera, entró en tu vida cuando menos lo imaginabas. Es el amor que te hace entender por qué te han colocado a esa persona en ese momento de tu vida. Esta vez dejas que suceda sin crear expectativas, solo dejas que te sorprenda y disfrutas el día a día.

Sientes felicidad y quieres compartirla con esa persona. Te das cuenta de que no existen parejas felices, sino personas felices que deciden compartir su felicidad. ¡Qué bien se siente este amor!

Quizás no son tres personas las que te mostraron estas etapas y es una sola. O tal vez aún no pasaste por todas. Lo importante es reconocer lo que significa estar en una relación saludable.

Agencias