May 16 2018

Si ves que tus heridas tardan en cicatrizar, cuidado puedes padecer de “Hemofilia”.

Por: Yahoska Figueroa

La hemofilia es una enfermedad genética que está ligada a la coagulación de la sangre e impide su correcto funcionamiento. Las personas que sufren esta enfermedad sangran durante un periodo más largo de tiempo y tienen problemas de cicatrización.

Esta es una enfermedad es de carácter recesivo y solo es heredada de las madres a sus hijos varones (en los casos que se presenten).

Infografía precisa sobre la información concreta de la Hemofilia. Créditos: Laboratorios Bayer.

Existen dos tipos de hemofilia: la Hemofilia A o Hemofilia Clásica, en la que el paciente tiene una deficiencia de factor VIII de la coagulación, y la Hemofilia B o Enfermedad de Christmas, en la que el paciente tiene una deficiencia de factor IX de coagulación en la sangre.

Podemos detectarla y tratarla:

Además de un sangrado descontrolado, los síntomas de este trastorno incluyen varios hematomas grandes o profundos, inflamación y dolor de las articulaciones y presencia de sangre en la orina o las heces.

Ejemplo de circulación de sangre común y una con hemofilia.

El tratamiento estándar para esta enfermedad consiste en reponer el factor de coagulación faltante a través de infusiones intravenosas, también inyecciones de plasma pueden mejorar el problema. Sin embargo, es una enfermedad incurable por lo que el paciente debe ser muy cuidadoso.

👁 Desarrollan Impresora 3D Para Sanar Heridas

La mayoría de las personas hemofílicas son capaces de realizar sus actividades normales, en otros casos se pueden presentar sangrados dentro de los espacios de las articulaciones, lo cual puede limitar sus actividades.

Solo un pequeño porcentaje de las personas que padecen hemofilia puede morir a causa de un sangrado intenso.

👁 Hablemos de orgasmos femeninos ¡Te contamos cuantos tipos existen!