Abr 12 2018

Presidente Daniel Ortega, destaca esfuerzo desarrollado para proteger reserva de Biósfera Indio Maíz

El Presidente de la República Comandante Daniel Ortega Saavedra, se refirió esta noche a la batalla que se está librando en la reserva Indio Maíz, durante un encuentro que sostuvo junto a la Vicepresidenta Rosario Murillo con el miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, profesor Adán Chávez Frías y el Ministro del Poder Popular para la Educación, compañero Elías Jaua.

El Comandante Daniel Ortega, durante su intervención destacó la prioridad de proteger la Reserva Indio Maíz, por ello mencionó que “la batalla contra el incendio se libra cuerpo a cuerpo”.

Asimismo habló sobre las labores desarrolladas por el Ejército de Nicaragua junto a los comunitarios y delegaciones internacionales, para sofocar las llamas en Indio Maíz, a su vez dijo que la complejidad del siniestro es similar a lo que han vivido otros países desarrollados como Estados Unidos, donde los incendio han devastado inmensos bosques.

“Esta batalla se libra realmente como decimos cuerpo a cuerpo, no se puede librar a distancia, sino cuerpo a cuerpo, entonces son soldados del Ejército de Nicaragua, en coordinación con la Policía, (los que están ahí) para resguardar las zonas de seguridad, proteger a la gente que no vaya a incursionar y poner en riesgo su vida, al penetrar en las zonas donde está el fuego”, expresó el Comandante.

También explicó que la lucha contra el incendio en Indio Maíz, “se trata de abrir cada trinchera, para ir cortando el fuego” y la cooperación que ha brindado México, El Salvador y Honduras con helicópteros apagafuegos ha sido fundamental, porque ésta situación es diferente a los incendios estructurales que se dan en las ciudades, “donde se desplazan en camiones, están más cerca, hay hidrantes, y pueden combatir el fuego; allá no, no hay hidrantes, allá es la selva”,  señaló.

El Presidente Daniel al concluir este tema en la reunión con la delegación venezolana, subrayó la responsabilida que ha adquirido cada nicaragüense para proteger los bosques y áreas verdes de nuestro país, que en períodos de verano agarran fuego fácilmente.