Abr 12 2018

Facebook cuidará la privacidad de los usuarios, acoplándose al proceso de seguridad europeo

Por: Dominick Iglesias

En un contexto de reciente alboroto sobre el uso indebido de datos por parte de Facebook , Europa establece el escenario para una confrontación con E.E.U.U. y los gigantes norteamericanos que dominan Internet.

Europa está a punto de iniciar un proceso de protección de la privacidad de datos personales en Internet donde se incluyen redes sociales como Facebook.

Y fue uno de los temas debatidos durante la presentación de Mark Zuckerberg (director ejecutivo de Facebook) frente a los miembros del Congreso estadounidense, donde afirmó que llevará todo o parte del nuevo reglamento europeo a los usuarios de la red social en todo el mundo.

👉 Blackberry y su Nueva Versión de Oro

De qué se trata

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD, aunque es más conocido como GDPR, por sus siglas en inglés) -que entrará en vigencia el próximo 25 de mayo, es un amplio conjunto de reglas centradas en la protección de la privacidad personal y el intercambio de datos entre fronteras. Todas las compañías con operaciones en la Unión Europea y quienes hacen negocios con sus 500 millones de habitantes deberán acatar este reglamento.

Esto llega justo antes de la introducción del GDPR y se espera que proporcione munición a los funcionarios de la Unión Europea que sostienen que no se puede confiar en que la grandes empresas de Internet de Estados Unidos se autorregulan.

El escándalo que involucra a la empresa londinense de datos políticos “Cambridge Analytica” en el supuesto uso indebido de datos de 87 millones de usuarios de Facebook.

Si bien existe activismo en Estados Unidos en relación al intercambio de datos y el nivel de consentimiento personal, la preocupación oficial por la privacidad de los datos es mucho más débil que en Europa.

👉 Hackean y Eliminan “Despacito” de Youtube

Algunos ven tendencias proteccionistas en Europa contra la predominancia de las empresas de tecnología estadounidenses; pero las raíces de las preocupaciones europeas sobre la privacidad personal son mucho más profundas e incluyen la experiencia de primera mano con gobiernos totalitarios.