Abr 09 2018

¡Alerta! Es hora de conoce todo sobre la vida de tu cepillo dental

Por: Yahoska Figueroa

Como otras muchas tareas a lo largo del día, cepillarse los dientes se ha convertido para muchos en una tarea cotidiana; te despiertas y te cepillas los dientes, comes y te cepillas los dientes, te vas a acostar y antes vas a cepillarte los dientes.

Siendo una tarea que realizas al menos 3 veces a lo largo del día, debes asegurarte que todo esté perfecto; el problema está en que much@s no prestamos importancia al estado del cepillo dental.

👉 ¿Qué es el Vitíligo?

Así debe de funcionar

Si tu cepillo no está limpio, ¿cómo pretendes tener una buena higiene bucal?

Según los dentistas, el cambio del cepillo de dientes, debe de realizarse cada tres meses, pero si por algún motivo se padece de resfriado, gripe o cualquier otro tipo de infección que afecte la cavidad bucal, deberías cambiar el cepillo de dientes en cuanto pase la enfermedad para evitar que los gérmenes que hemos dejado en él, vuelvan a colarse en nuestra boca.

Es evidente que contra más amplíes el uso, menos meses de vida tendrá tu cepillo. También puede ocurrir que tengas mala memoria y no consigas recordar si hace dos meses o dos semanas que pusiste nuevo tu cepillo de dientes, es decir, que tengas una pésima memoria, en tal caso te damos otra pista para saber que debes cambiar de cepillo de dientes.

👉 Las células del cáncer de próstata pueden ser destruidas con los fármacos “Roterona” y “Deguelina”

Otra fórmula también muy sencilla es pasar la lengua por tus dientes. ¿Cómo los notas? Si no los notas resbaladizos y lisos como siempre es que tu higiene no está siendo efectiva y puede deberse, en gran medida, por el estado de tu cepillo.

Los cepillos de dientes en vertical

Quizá a estas alturas del artículo estés pensando que somos exagerados o que simplemente todo esto es una tontería y que tampoco es tan importante el tiempo de vida que le damos a nuestro cepillo de dientes. ¿Qué podría ser lo peor que podría pasarte si no haces caso de nuestros consejos?

La respuesta es bastante simple. Tú no puedes controlar todo lo que acaba metiéndose entre las cerdas de tu cepillo. Podría meterse cualquier cosa… Ahora seguro que te sorprendes, pero un estudio realizado en 2015 determinó que un cepillo colocado en un baño común, podría incluso infectarse de materia fecal.

Según la teoría de Lauren Aber, una de las autoras de este estudio, tener un cepillo de dientes en un lugar al que acceden otras personas, además de ti, es algo tremendamente peligroso y la explicación es bien sencilla.
Cuando uno vive solo, los virus, gérmenes o parásitos que puedes trasladar a tu cepillo de dientes forman parte de tu flora normal, en cambio si hay más personas accediendo a la zona, puedes encontrarte con contaminantes a los que tu cuerpo reaccione negativamente.

Cualquiera encontraría como solución lógica y eficaz, la colocación de un capuchón que cubriera nuestro cepillo de dientes.

Para Aber: “Usar una funda de cepillo de dientes no protege un cepillo de dientes del crecimiento bacteriano, lo que en realidad hace es crear un ambiente más adecuado y óptimo donde las bacterias pueden crecer y desarrollarse, manteniendo las cerdas húmedas y no permitiendo que la cabeza del cepillo se seque entre los usos”.