Abr 04 2018

E.E.U.U, pedirá a sus visitantes brindar los nombres de usuarios que hayan usado en las redes sociales durante los últimos 5 años.

Por: Dominick Iglesias

Casi todos los solicitantes de visa para ingresar a Estados Unidos que se calcula que son 14,7 millones de personas al año se les pedirá que proporcionen los nombres de usuario que han empleado durante los últimos cinco años en redes sociales, según la legislación propuesta que el Departamento de Estado dio a conocer el 30 de marzo.

La propuesta cubre veinte plataformas de redes sociales.

En septiembre pasado, el gobierno de Trump anunció que a los solicitantes de visas para inmigrantes se les pedirían datos de sus redes sociales, un plan que afectaría aproximadamente a 710.000 personas al año. La nueva propuesta expandiría en gran medida esa orden para incluir a cerca de catorce millones de personas que cada año solicitan visas de no inmigrantes.

👉 Huawei P20 Pro y Sus Novedosas Tres Cámaras

La mayoría de las redes tienen su sede en Estados Unidos: Facebook, Flickr, Google+, Instagram, LinkedIn, Myspace, Pinterest, Reddit, Tumblr, Twitter, Vine y YouTube. Sin embargo, varias son extranjeras: los sitios chinos Douban, QQ, Sina Weibo, Tencent Weibo y Youku; la red social rusa VK; Twoo, que se creó en Bélgica, y Ask.fm, una plataforma de preguntas y respuestas con sede en Letonia.

Muchas de las redes sociales que se involucran en esta decisión son de procedencia china.

Durante su campaña, el presidente Donald Trump prometió “escrutinio extremo” para las personas que buscan ingresar a Estados Unidos, y en marzo pasado el Departamento de Estado instruyó a los funcionarios consulares en todo el mundo que aumenten las averiguaciones acerca de los solicitantes de visas.

👉 Apple lanza medidas de seguridad después del escándalo ocurrido con Facebook

Los ciudadanos de casi cuarenta países a los que Estados Unidos normalmente les permite viajar a Estados Unidos sin visa no se verán afectados por el requisito. Esos países incluyen a aliados principales como Australia, el Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Japón y Corea del Sur.

Además, los visitantes con visas diplomáticas y de funcionarios estarán exentos en su mayor parte.
En cuanto surgieron las noticias sobre este plan, también lo hicieron las críticas.

Hasta ahora, el gobierno no ha exigido contraseñas, aunque se reporta que a los viajeros se las piden, a veces, en aeropuertos u otros puntos de entrada.

“Este intento por recolectar una cantidad masiva de información acerca de la actividad en redes sociales de millones de solicitantes de visa es otro plan poco efectivo y muy problemático del gobierno de Trump”, dijo Hina Shamsi, directora del Proyecto de Seguridad Nacional de la Unión Estadounidense de las Libertades Civiles. “Infringirá los derechos de los inmigrantes y los ciudadanos estadounidenses al afectar la libertad de expresión y de asociación, particularmente porque las personas ahora tendrán que preguntarse si un funcionario del gobierno confundirá o malinterpretará lo que dicen en línea”.

👉 La opción: Cambiar número de WhatsApp está a punto de ser mejorada

Anil Kalhan, un profesor adjunto de Derecho en la Universidad Drexel que trabaja en inmigración y derechos humanos internacionales, escribió en Twitter: “Esto es innecesariamente invasivo y excede lo ridículo”.
Facebook dijo que su postura no había cambiado desde el año pasado, cuando señaló: “Nos oponemos a cualquier iniciativa para obligar a los viajeros en la frontera a entregar la información privada de sus cuentas, incluyendo las contraseñas”.

Los nuevos requerimientos del Departamento de Estado no entrarán en vigor de inmediato. La propuesta estableció un periodo de sesenta días para recibir comentarios de la gente, el cual termina el 29 de mayo.

Junto con la información de las redes sociales, a los solicitantes de visa se les pedirán los números de pasaporte previos; números telefónicos y correos electrónicos; registros de viajes internacionales; si han sido deportados o expulsados o violaron la ley migratoria en el pasado, y si sus familiares han estado involucrados en actividades terroristas.

El año pasado, John F. Kelly, quien entonces era el secretario de Seguridad Nacional y ahora es el jefe de personal de Trump, dijo a miembros del Congreso que su departamento estaba considerando pedirles a los visitantes contraseñas y acceso a cuentas en línea.