Mar 02 2018

Alertan en Costa Rica sobre nueva droga usada en conciertos

El director del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), Guillermo Araya, alertó hoy sobre el empleo de una planta llamada peyote, mescalina o ”big chief” como alucinógeno en conciertos y actividades recreativas de relajación.

‘El riesgo es muy importante, si bien es cierto es una planta natural, puede tener efectos nocivos que pueden significar consecuencias para el resto de la vida. Es importante que se sepan los riesgos y que estén claros de los que se consume’, apuntó Araya.

De acuerdo con el ICD, el peyote genera alteraciones en la conducta y en la percepción sensorial, provoca también efectos de euforia y una desconexión de la realidad, y distorsiones visuales por lo que en muchas casos se utiliza para acceder al mundo ‘espiritual’.

El informe de la entidad precisa que ‘el peyote produce sus efectos inicialmente interrumpiendo la interacción de las células nerviosas con el neurotransmisor serotonina. Este neurotransmisor ayuda a gobernar los sistemas conductual, perceptivo y regulatorio, incluyendo el estado de ánimo, el hambre, la temperatura corporal, la conducta sexual, el control muscular y la percepción sensorial’.

Apunta que los efectos a corto y largo plazo son similares a los del LSD, pero también produce euforia, risa y aumento de la presión arterial, pues incrementa el ritmo cardíaco, así como dilatación de pupilas, náuseas, vómitos y dolor estomacal.

Aunque es utilizada en culturas indígenas norteamericanas que le conceden características medicinales, Araya sostuvo que el uso del peyote está prohibido en Costa Rica y puede provocar que la persona quede con daños permanentes.

Señaló que la droga se consume por vía oral, masticada, remojada en agua, inhalada o fumada, al tiempo que instó a prestarle atención a los procesos de consumo de estupefacientes, porque al buscarse efectos más prolongados, originará deterioros físicos y emocionales, hasta caer en las adicciones.

Vía: Prensa Latina