Ene 06 2020

Ampollas en la boca puede ser síntoma del hérpes u otras enfermedades

El cuerpo humano tiende a dar pequeñas señales de alerta cuando algo no está del todo bien. Por ejemplo, los cambios en la forma y en el grosor de las uñas pueden significar desde deficiencia de calcio, hasta la presencia de hongos.

Es por eso que los cambios en nuestro cuerpo, por pequeños que sean, no deben ser tomados a la ligera.

Las llagas o ampollas en la boca suelen aparecer de un momento a otro, y aunque no lo parezca siempre hay un motivo, por lo que debes de poner mucha atención.

Existen diversas enfermedades (algunas de ellas serias), que tienen como uno de sus síntomas más evidentes las llagas o ampollas en la boca y/o encías. A continuación te mostramos las más importantes.

Aftas

Junto con las caries, las aftas son una de las enfermedades bucales más comunes. Suelen ser muy incómodas, aparecen a cualquier edad y pueden tener diversas causas, de acuerdo con Raquel Muarrek, reconocida infectóloga brasileña.

“Es frecuente que surjan a raíz de un sistema inmunológico débil y el uso de medicamentos que alteran el PH de la boca”. 

 

Por lo regular, las aftas se manifiestan en forma de pequeñas úlceras (de aproximadamente 0.5 cm), de color blanquecido y rodeadas por una zona rojiza.

Pueden aparecer tanto en la lengua como en las encías, así como en la parte interna de los labios y las mejillas.

Aunque son dolorosas hasta el punto de dificultar la alimentación e incluso el habla, las aftas son bastante inofensivas y tienden a desaparecer sin necesidad de un tratamiento específico.

Para aliviar el dolor, únicamente necesitas usar pomadas analgésicas y evitar enjuagues bucales con alcohol, pues este ingrediente dificulta la cicatrización de la lesión.

No obstante, hay que tener en cuenta el tiempo que puede durar este tipo de lesión en la boca.

Si las aftas no desaparecen en dos semanas, es posible que sean un síntoma de cáncer confundido con un problema más simple. En esta situación, es importante consultar a un especialista.

Mucocele

Los bultos, ampollas y llagas que aparecen en la boca no siempre son dolorosos. Cuando ese es el caso, la infectóloga asegura que puede tratarse de mucocele.

Como la doctora lo explica, esta condición no es más que una lesión quística indolora. Es decir, se trata de una ampolla que contiene saliva y a menudo es causada por pequeños golpes. Ese tipo de lesión es común en los jóvenes y más aún en las personas que tienen el hábito de morderse el labio.

Candidiasis oral

Otra enfermedad que puede tener entre sus síntomas la formación de lesiones de este tipo es la candidiasis oral. Aunque este padecimiento fúngico generalmente se relaciona con la zona genital, también puede aparecer en la boca, pero junto a otras características importantes.

El hongo causante de la candidiasis, según el otorrinolaringólogo Eduardo Landini Lutaif Dolci, habita ciertas zonas del cuerpo como el pene, la vagina y la boca. Pero basta con un simple desequilibrio del sistema inmunológico para que prolifere de forma desordenada, provocando el problema de salud.

En este caso las lesiones bucales no son el único síntoma, ya que el cuadro viene acompañado de una quemazón en la boca y una apariencia blanquecina en la lengua.

Debido a que el detonante es una baja en la inmunidad, es común que aparezca en niños y ancianos. Factores como la mala alimentación, los medicamentos inmunosupresores y la presencia de otras enfermedades pueden contribuir a su aparición.

En general, el tratamiento consiste en hacer gárgaras con medicamentos antifúngicos (para eliminar el hongo), pero en algunos casos puede ser necesario someter al paciente a un tratamiento para fortalecer el sistema inmunológico.

Herpes labial

De acuerdo con Muarrek, el herpes es una infección viral contagiosa que se manifiesta en los labios, la boca y en las encías en forma de ampollas grandes y dolorosas.

“Cerca del 15% de la población puede tener herpes de forma recurrente. El virus queda en estado durmiente y reaparece durante las crisis”.

Aunque es una infección, el herpes no siempre se manifiesta inmediatamente después del contagio. 

Factores que reducen la inmunidad (como estrés, ansiedad y contacto prolongado con el sol) pueden servir como detonantes para la aparición de los síntomas.

El contagio, en este caso, es común a través de besos y al compartir cubiertos o vasos contaminados.
Cuando las lesiones aparecen, pueden tratarse con hidratación y antivirales (para uso tópico u oral), pero no existe una cura definitiva para el herpes.

Después de la desaparición de los síntomas, el virus sigue dormido, y si es que ocurre una nueva baja en el sistema inmunológico, puede volver a manifestarse.

Herpangina

Muarrek explica que las ampollas bucales causadas por la herpangina se asemejan a las aftas, pero vienen acompañadas de otros síntomas, como fiebre y dolores de cabeza. El problema es causado por el virus coxsackie B y es bastante común en niños.

En este caso, las ampollas pueden aparecer en el fondo de la garganta, en la región de la úvula y las amígdalas. El tratamiento consiste en aliviar los síntomas con medicamentos antipiréticos, así como el uso de analgésicos para reducir la fiebre y aliviar el dolor causado por las heridas ulcerativas.

Infección de garganta

De acuerdo con el doctor Landini, las infecciones de garganta son causadas por virus o bacterias y presentan síntomas como dolor, tos, voz ronca y fiebre. En algunos casos también es posible ver llagas blanquecinas en la garganta, como consecuencia de la enfermedad.

En general, el tratamiento de este tipo de infección se realiza con medicamentos antiinflamatorios o antibióticos, recetados por un médico.

Virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano se transmite vía sexual, y aunque muchas personas creen que sólo se manifiesta en la región genital, también puede aparecer en la boca (especialmente a partir del sexo oral) en forma de verrugas similares a las aftas, pero que no se cicatrizan.

Por lo general, las verrugas derivadas de esta enfermedad aparecen agrupadas en la lengua o en el paladar, pero el síntoma también puede manifestarse fuera de la cavidad bucal, en la región de los labios.

 

Al identificar la enfermedad, es posible curarla con medicamentos y también cauterizar las verrugas.

Además de protegerse siempre con el uso de condón durante el contacto sexual, también es importante consultar a un especialista en el caso de que aparezca una lesión persistente como la descrita, ya que el VPH está relacionado con el l cáncer de boca, por lo que requiere un seguimiento cuidadoso.

Cáncer de boca

Una ampolla en la boca también puede indicar una enfermedad grave, como uno de los tipos de cáncer en la cavidad oral. De acuerdo con la Dra. Muarrek, estas lesiones pueden aparecer en los labios, las encías, la lengua e incluso en el paladar.

Además, factores como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la mala higiene bucal e incluso el hábito de tener sexo oral sin protección están relacionados con la aparición de estas heridas.

Además de las ampollas, el cáncer puede tener como síntomas la dificultad para tragar y hablar, dolor y nódulos en la garganta, e incluso debilidad en los músculos de la cara.

En cuanto al tratamiento, todo dependerá del tipo de cáncer y de la etapa en la que sea identificado, pudiendo variar entre cirugía, quimioterapia o radioterapia.

Fuente: Vix Mujer