Dic 19 2019

Alivios naturales y eficaces para los calambres

Quizá porque tenemos peor circulación o porque no bebemos suficiente agua, las mujeres sufren más que los hombres este molesto trastorno. Te descubrimos varios remedios naturales para evitarlos. 

 

Un calambre o rampa es una molesta contracción muscular intensa, brusca y de corta duración, que puede darse en cualquier parte del cuerpo. Pueden ser dolorosos y durar de unos segundos a varios minutos.

Por lo general, la parte en la que suelen aparecer más frecuentemente es en las piernas, en concreto, en los gemelos o pantorrillas y las mujeres tienen más tendencia a padecerlos.

Las causas más habituales que los provocan son la falta de hidratación, el déficit de algunos minerales como calciomagnesio o potasio, o bien problemas circulatorios. Tambén pueden aparecer si estamos mucho rato en la misma posición, si hacemos ejercicio sin calentar o si llevamos un calzado con mucho tacón o muy plano.

Te proponemos varias soluciones naturales que actúan sobre las causas que los provocan. 

 

1 / 6 Alfalfa para remineralizar

A veces los calambres se deben a un déficit de nutrientes que hace que el músculo no trabaje bien. La alfalfa es una planta muy completa con proteínas, vitaminas y minerales que ayudan al correcto funcionamiento muscular.

  • Se recomienda tomar de 3 a 5 g al día de extracto de planta, repartidos en 2 tomas.  

 

 

2/6 Castaño de Indias para la circulación

Si padeces varices, pesadez… o otros problemas venosos, puede que tengas calambres. Las castañas de este árbol favorecen la circulación mejorando la oxigenación y el aporte de nutrientes a las piernas.

  • Se toman de 250 a 500 mg de extracto al día, en 1 o 2 tomas. Evítalo si tomas anticoagulantes.

 

 

3 / 6 Gotu kola, refuerza los tejidos

Esta planta también mejora la circulación venosa y refuerza los tejidos elásticos ricos en colágeno (vasos sanguíneos, sistema linfático, tejido conjuntivo, etc.). Por eso es útil si los calambres son por mala circulación.

  • La dosis es de 500 a 1.000 mg de extracto al día 1 o 2 meses. No conviene en caso de gastritis.

 

 

4 / 6 Cola de caballo para nutrir músculos y tendones

Por su contenido en potasio, silicio y otros minerales, mejora los calambres relacionados con las deficiencias de estos nutrientes, así como la salud de los tejidos elásticos (tendones, músculos, etc.).

  • Se aconseja una cucharada en decocción de 15 a 30 días. Evita en caso de insuficiencia renal.

 

 

5 / 6 Tónico rescate para dar masajes

Si eres propensa a sufrir calambres, puedes tener un tónico preparado para hacerte masajes cuando tengas molestias.

En un recipiente de cristal de un litro pon 40 g de romero, 40 g de menta, 40 g de melisa, 30 g de árnica y 20 g de hipérico. Rellena el recipiente con orujo (o similar), y deja macerar en un sitio fresco y resguardado de la luz durante 20 días, agitándolo de vez en cuando.

  • Una vez preparado, úsalo para realizar fricciones en la zona afectada, 2 veces al día. 

 

6 / 6 Suplementos contra los calambres

  • Coral sango. Con más de 70 minerales, es eficaz en los calambres nocturnos, piernas inquietas… La dosis es de 1 o 2 g al día, en 1 o 2 tomas con las comidas.
  • Magnesio. Tiene efecto relajante sobre los calambres y contracturas. Se utiliza de 300 a 600 mg al día. Debe evitarse en caso de insuficiencia renal.
  • MSM (metilsulfonilmetano). Fuente de azufre orgánica con acción antiinflamatoria y analgésica en articulaciones, tendones y ligamentos. La dosis es de 500 a 3.000 mg al día repartidos en 1 o 3 tomas. No tomar con anticoagulantes.

 

 

Fuente: Saber Vivir TV