Sep 19 2019

Aprovecha tus horas de sueño para aumentar tu belleza, ¡conoce cómo!

¿ Puedes aumentar tu belleza mientras duermes ? Hell yeah!

 

Hacemos mucho para que nuestra piel se vea bien en la mañana. Nuestros mostradores de baño están llenos de todo, desde el cuidado de la piel en 10 pasos hasta the new Fenty foundation. O tal vez, el recorrido más reciente haul de Amazon de marcas de beauty cleanners.

 

Pero, ¿y si uno de los mayores secretos para una mejor piel era tan simple como acostarse y tomar una siesta? Después de todo, nuestro cuerpo nunca deja de funcionar, especialmente cuando estamos dormidos. Así que aumentar tu belleza mientras duermes it’s kind of a fact.

Resulta que hay bastante investigación y ciencia detrás del concepto de descanso de belleza.

 

 

¡Dormir es cuando se produce una de las recuperaciones internas y epidérmicas más importantes

Si bien no debes abandonar por completo tu rutina de cuidado de la piel durante el día a favor de obtener más Zzz, hay algunas formas fáciles de mejorar tu relación piel-sueño para obtener los resultados de la noche a la mañana.

Casi inmediatamente puedes darte cuenta de que dormir una mala noche no es tan maravilloso para tu cara. La investigación incluso dice que una noche de mal dormir puede causar:
  • Párpados caídos
  • Ojos hinchados
  • Círculos más oscuros debajo de los ojos
  • Piel más pálida
  • Más arrugas y líneas finas
  • Esquinas más caídas de la boca

 

Un estudio de 2017 encontró que dos días de restricción de sueño afectaron negativamente el atractivo percibido, la salud, la somnolencia y la confiabilidad del participante.

Entonces, lo que parece ser un problema de la noche a la mañana podría transformarse en algo más permanente.

En primer lugar, debes comprender que dormir es el momento en que tu cuerpo se repara a sí mismo. Esto es cierto para tu epidermis tanto como lo es para tu cerebro o tus músculos.

 

 

Durante el sueño, el flujo sanguíneo de la piel aumenta y el órgano reconstruye su colágeno y repara el daño de la exposición a los rayos UV, reduciendo las arrugas y las manchas de la edad.

En segundo lugar, el sueño es un momento en el que su rostro entra en contacto con los elementos directamente a su alrededor durante mucho tiempo, especialmente si recibes las siete o nueve horas recomendadas cada noche.

 

Fuente: E.M.E DE MUJER