Ago 08 2019

¿Conocías estas interesantes curiosidades sobre los sueños?

Olvidas el 90% de tus sueños: Dentro de los 6 minutos siguientes a que te despiertas, la mitad de tu sueño ha sido olvidado. En los siguientes 10 minutos, se te olvida el 90%.

En nuestros sueños solo vemos caras que ya conocemos: Nuestra mente no puede inventar rostros en los sueños. Solo vemos caras que ya nos hemos conseguido en la vida real, pero que quizá no recordamos. Hemos visto cientos de miles de caras durante nuestras vidas, por lo que tenemos una gran cantidad de personajes en nuestros cerebros que podrían aparecer en los sueños.

Los ciegos también sueñan: La gente que quedó ciega después de nacer puede ver imágenes en sus sueños. La gente que nació ciega no ve imágenes, pero tiene sueños igual de vividos que involucran sus otros sentidos, por lo que pueden sentir sonidos, aromas, emociones y hasta el sentido del tacto.

Parálisis del sueño: Durante la etapa REM (etapa de movimiento rápido de ojos) el cuerpo está paralizado. Aquello es un mecanismo del cerebro para prevenir movimientos que puedan ocurrir durante los sueños que podrían causar algún daño físico. Sin embargo, es posible que este mecanismo sea activado antes, durante o después de un sueño normal.

Los animales también sueñan: Estudios realizados en diferentes animales dicen que todos muestran unas ondas cerebrales similares cuando duermen, parecidas a las de los humanos cuando sueñan. Suelen hacer movimientos de patas como si estuvieran corriendo y hacer sonidos como si estuvieran persiguiendo algo.

Es posible tener un orgasmo en un sueño: No solo el sexo de los sueños puede ser tan placentero como el de la vida real, sino que también puedes experimentar un orgasmo como uno vivido con los ojos abiertos. La sensación se siente como en los sueños lucidos (tacto, placer, etc) y puede ser tan placentero y fuerte como cualquier otra experimentada en el mundo real.

No todos sueñan en colores: Un 13% de las personas sueña exclusivamente en blanco y negro. El resto sueña en color. Estudios desde 1915 hasta 1950 mantienen que la mayoría de los sueños son en blanco y negro, pero esos resultados cambiaron en los ’60. Ahora solo un 4.4% de los sueños de las personas de menos de 25 años son en blanco y negro. Estudios recientes dicen que estos cambios pueden estar vinculados a la evolución de la televisión en blanco y negro a la televisión en color.