May 21 2019

Sesión XVII reunión del ALBA en Cuba para consolidar la paz en la región

El ALBA tiene que levantarse con un pensamiento propio y florecer según indicó la participación de Bolivia  en la Sesión de la XVII reunión del ALBA –TCP que se escenifica en Cuba este martes. Donde se ha consolidado que uno de los ideales es buscar el camino de la paz y contrarrestar el camino de la guerra  y luchar contra cualquier tipo de colonialismo que interrumpa la Paz.

Este organismo tiene que convertirse en un mecanismo de vida para buscar la integración entre los pueblos y dejar el individualismo.

Hay que animarse y trabajar desde el ALBA contra los mecanismos de intervención y defender la vida, la madre tierra y la soberanía frente a los interese políticos del injerencismo.

En la reunión participó el asesor de políticas públicas del Gobierno de Nicaragua, Paul Oquist, quien expresó que el pecado original de Nicaragua, Cuba y Venezuela es no obedecer a los intereses de Estados Unidos en el actual contexto que se vive en Latinoamérica y Centroamérica.

El XVIII Consejo Político de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos que se escenifica en Cuba denuncia las amenazas a la paz y la seguridad en la región.

En la apertura del foro, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, hizo un llamado a la unidad y la movilización ante el creciente intervencionismo de Estados Unidos bajo la aplicación de la doctrina Monroe y los aprestos de agresión militar contra Venezuela y Nicaragua. Rodríguez subrayó que el ALBA-TCP refuerza la solidaridad con el pueblo venezolano, su gobierno legítimamente constituido y el presidente Nicolás Maduro.

El canciller cubano calificó de admirable la resistencia del gobierno venezolano ante las amenazas, agresiones y sanciones.

Bruno Rodríguez también rechazó las medidas de singularización aplicadas a países del Caribe a los que se acusa de ser “paraísos fiscales no cooperativos”.

Los representantes de cada país participante coincidieron que El ALBA es y será un núcleo de resistencia frente a la oleada imperialista y neoliberal que se desata en la región.

Humberto Munguía