Feb 11 2019

A propósito de las Elecciones Regionales 2019… ¿Cuánto conoces de la Costa Caribe de Nicaragua?

El primer domingo de marzo se celebrará por octava vez la elección de autoridades regionales en la Costa Caribe de nuestro país. La Constitución Política de la República, la Ley 128 de Autonomía, además de la ley en materia electoral permiten esta particularidad; se eligen un total de 90 representantes locales en la zona sur y norte.

En el resto del país solemos minimizar este acontecimiento político, pero basta con revisar algunos números y características de  ese 46 por ciento del territorio nacional para dimensionar el trascendental hecho.

Las dos regiones autónomas representan para el país el 35 por ciento del hato ganadero, 23 por ciento del área agrícola, más del 80 por ciento del área forestal, 70 por ciento de la producción pesquera, 60 por ciento de los recursos mineros, 45 mil Km2 con alto potencial de explotación de hidrocarburos y más de 450 Km de costas con tremendo potencial turístico, incluso a nivel mundial.

Toda esa riqueza se divide en dos regiones; Caribe Norte y Caribe Sur.

El Caribe Norte se divide en 8 municipios: Puerto Cabezas, Waspam, Rosita, Siuna, Bonanza, Prinzapolka, Waslala y Mulukukú y 19 territorios indígenas y afro descendientes.

El Caribe Sur se divide administrativamente en 12 municipios: Paiwas, Desembocadura de la Cruz de Río Grande, Laguna de Perlas, El Tortuguero, El Rama, El Ayote, Muelle de los Bueyes, Kukra Hill, Corn Island, Bluefields y Nueva Guinea. Además de los territorios indígenas y afro descendientes de Awaltara Luhpia Nani, Laguna de Perlas, Rama Kriol y Bluefields Kriol.

¿Por qué Autonomía?

Los pueblos afro descendientes e indígenas de la Costa Caribe gozan de una Autonomía por las siguientes razones; su historia diferente, la multietnicidad, la pluriculturalidad, lenguas diferentes, territorio específico y diferentes religiones. Estos factores los hace un pueblo único desde su origen.

El origen poblacional de la zona fue totalmente diferente al del resto del país; pero partiremos des que en 1894 el Presidente José Santos Zelaya, con el apoyo de Estados Unidos, anexa militarmente lo que se denominaba la Reserva de la Mosquitia al territorio de Nicaragua y como Estado se apodera de los puertos marítimos y las aduanas, expulsa de la región a todos los miembros de la Familia Real, el Consejo General y el Consejo Ejecutivo e inicia un proceso de integración plena de sus habitantes al resto de la nación.

Sin embargo, es hasta que asume el Gobierno Sandinista que se elabora y ejecuta un plan integral de desarrollo para tratar de resolver los serios problemas de marginación y pobreza que existían y se avanza a restituir los derechos plenos de autonomía y territorialidad.

Las lenguas y las religiones

La Ley de Uso Oficial de las Lenguas de los Pueblos de la Costa Caribe de Nicaragua (Ley 162) establece que las lenguas de los pueblos indígenas y afro descendientes son de carácter oficial en las Regiones Autónomas.

En ese inmenso espacio del país existen cinco lenguas predominantes: Español, Inglés, Miskito, Mayagna y Garífuna. El español es propio de la etnia Mestiza, mientras que el inglés es el idioma materno de los Kriols. El Miskito, Mayagna y Garífuna son lenguas propias de las etnias que llevan dichos nombres.

Las religiones que se practican son la Morava, Católica, Bautista, Anglicana, Tabernáculo y Adventista y tienen además sus propias creencias espirituales.

Estructuras de Gobierno

Hay primero un Gobierno Comunal; y es que la Costa Caribe cuenta con más de 300 comunidades indígenas y afro descendientes. Cada una de éstas elige a un Gobierno Comunal que gobierna por un periodo de dos años y emite avales y resoluciones que contribuyen al desarrollo económico, social, político y cultural de su comunidad.

Luego está un Gobierno Territorial, esto basado en la Ley 445, Ley del Régimen de Propiedad Comunal de la Costa Caribe de Nicaragua, que reconoce el derecho de los pueblos afro descendientes e indígenas a la tenencia comunal de la tierra.

Después está el Gobierno Municipal, amparado en la Ley de División Política y Administrativa de Nicaragua divide el territorio de ambas Regiones Autónomas en veinte municipios. Las y los Alcaldes y Concejales Municipales son electos cada cinco años.

Y finalmente están los Consejos Regionales Autónomos; la máxima autoridad de las regionaes, además del Ejecutivo nacional. En este caso, cada región autónoma es gobernada por un Consejo Regional Autónomo, que es una instancia parlamentaria integrada por 45 Concejales Regionales, electos en 15 circunscripciones étnicas y por un periodo de cinco años. Cada Consejo Regional emite resoluciones de carácter vinculante dentro de la región autónoma que representa.

Los Consejos Regionales Autónomos son los que este 3 de marzo y ahora ya sabrás por qué pasa esto cada cuatro años.

Mario Zúniga