Feb 07 2019

Gobierno de Panamá: ¿Plataforma de agresión a Venezuela?

El 18 de octubre de 2018, el Secretario de Estados de Estados Unidos y Director de la CIA, Mike Pompeo, llegó a Panamá para reunirse con el Presidente y la Canciller Isabel de Saint Malo.

El medio informativo La Estrella de Panamá, indicó que el Secretario se reunió con los mandatarios para “analizar la colaboración actual entre Estados Unidos y Panamá sobre prioridades regionales, incluida la defensa de la democracia en Venezuela y Nicaragua”.[1]

El 9 de enero de 2019, el Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) informó que el equipo y personal del Comando Sur de Estados Unidos estuvieron apoyando a Panamá con el traslado de “equipo pesado” a diferentes puntos de la provincia de Darién. Según el presidente Juan Carlos Varela, estas tareas fueron destinadas a la lucha contra el narcotráfico.

El portal TVN noticias mencionó que el Comando Sur de los Estados Unidos, cuya base de operaciones están en Miami, Florida, tiene una histórica relación con Panamá. Estos fueron los encargados de invadir Panamá el 20 de diciembre de 1989 y tuvieron una fuerte presencia en la antigua zona del canal hasta 1999.

Adicionalmente, indicó que actualmente cuentan con alrededor de 1200 efectivos del ejército, la Armada, Fuerza Aérea, Marines, la Guardia Costera y varias agencias federales. Este contingente militar es uno de los nueve comandos pertenecientes a los Estados Unidos, que abarca el área relativa al Sur del Continente Americano, América Central y el Caribe.[2]

El 23 de enero de 2019, el Presidente y la Vicepresidenta de Panamá, mediante su cuenta de twitter reconocieron públicamente a“Juan Guaidó” como presidente de Venezuela, deslegitimizando al presidente electo por vía democrática y constitucional Nicolás Maduro Moros.[3]

Bayano Digital informó el 2 de febrero de 2019, que aviones de combate han aterrizado durante el día en la antigua base militar de Howard, en las riberas del Canal de Panamá. Se presume que son tropas de la 82va División Aerotransportadora proveniente desde Fort Bragg en el Estado de Carolina del Norte. Estos movimientos coinciden con la presencia del Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, General Craig Faller, en la frontera entre Venezuela y Colombia.[4]

Este mismo día se llevó a cabo una concentración de venezolanos en contra del gobierno del Presidente Nicolás Maduro, realizada en el Parque Francisco Arias Paredes, en la ciudad de Panamá. En este acto, hicieron presencia la Sra. Fabiola Zavarce, supuesta nueva Embajadora de Venezuela en Panamá proclamada por el “autoconvocado” Guaidó, la encargada de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Panamá, Roxanne Cabral, y el Embajador de Colombia en Panamá Juan Claudio Morales Paredes.

El 03 de febrero de 2019, en la página oficial de la Cancillería de Panamá se publicó que la Vicepresidenta y Canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado se encuentra realizando visita a Washington entre el 04 y el 07 de febrero de 2019 donde se reunirán con el Secretario de Estado y del Tesoro de los Estados Unidos Mike Pompeo y Steven Mnuchin, respectivamente.

Durante esta visita, la Canciller presidirá un encuentro en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) donde promoverá las bondades de Panamá y tendrá un intercambio con empresarios, diplomáticos y líderes de opinión de distintos sectores.

Según el medio informativo ‘Sputniknews’, este “Centro de Estudios Estratégicos” dio a conocer un documento que forma parte de una serie de investigaciones que se agrupan bajo el nombre de “Corea del Norte no declarada” que describe una supuesta base de misiles ubicada en el noroeste del territorio norcoreano. Prácticamente, para analistas de Corea, la publicación de este informe forma parte de una campaña mediática que tiene como meta obstaculizar el proceso diplomático entre Washington y Pyongyan. Además de otras funciones adicionales, este Centro cumple la función de “Defensa y Seguridad”.

El presidente de Panamá Juan Carlos Varela y su Canciller Isabel de Saint Malo comprometen la neutralidad de Panamá al permitir el despliegue militar ofensivo de los Estados Unidos en suelo panameño, violan el derecho internacional por interferir en asuntos internos de Venezuela, violan todas las normas de diplomacia panameña al reconocer a una Embajadora que ha sido seleccionada por el “autoconvocado” Juan Guaidó y utilizan a la República de Panamá como plataforma para una posible invasión militar a la República Bolivariana de Venezuela.

El gobierno de Panamá no muestra voluntad de contribuir al diálogo y la paz para la República Bolivariana de Venezuela. El gobierno de Panamá no promueve la solidaridad entre los pueblos de América Latina.

 

Tomado de Barricada