Ene 23 2019

Maduro tomó la mejor decisión y “la soberbia imperial se descarriló totalmente”, sostiene el analista político Moisés Absalón Pastora

Luego de que esta tarde el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, anunciara y firmara ante el pueblo chavista el rompimiento de sus relaciones diplomáticas con Estados Unidos, dando 72 horas para que todo el personal diplomático y consular en la nación suramericana abandone el país, el especialista en temas políticos Moisés Absalón Pastora analizó la medida del presidente venezolano a través de Radio Sandino.

Pastora convencido de que fue la mejor decisión, comentó que ante el escenario que vivimos en estos momentos lo que hay que poner en perspectiva es la historia de América Latina en su relación con EEUU.

“Estamos frente a un evento contemporáneo que nos está diciendo claramente como un país que se ha venido proclamando ante el mundo como “salvador” de las democracias cada vez que decide por sí y ante sí el asumir el rol imperial, lo que hace es crear elementos distorsionantes en sociedades cuyo único pecado ha sido navegar con la bandera propia que le despliega la dignidad de sus colores”, aterrizó Pastora.

“Venezuela es un mal ejemplo para los Estados Unidos”, sostuvo el analista de forma sarcástica, acompañando la frase diciendo que, “la soberbia imperial se descarriló totalmente”, porque según Pastora, a la Casa Blanca se le está saliendo de las manos su patio trasero, que es América Latina.

“Eso es lo que está enarbolando el pueblo de Nicaragua a través del pueblo de Venezuela, a través del pueblo de Bolivia, a través del pueblo de Cuba, que son naciones que se auto determinaron, y hoy vemos que EEUU imposibilitado se lanza contra países que ellos ven como mal ejemplo por las riquezas que ellos quisieran tener”, destacó el periodista.

Subrayó que Estados Unidos está atravesando por situaciones precarias políticamente y que el tema de Venezuela, siendo líder latinoamericano en el que también está Nicaragua, sirve como globos de aire, es decir, tratar de desviar la situación interna de sus propios problemas que atenta contra su seguridad interna.

“En fin, es una situación triste y lamentable, pero que yo creo que será contrarrestada con la voluntad de esos pueblos que en la media en que son agredidos, en esa medida apuntan más a su propia dignidad”, concluyó el periodista y analista político.

Dominick Iglesias