Jul 11 2018

Analista político denuncia visita de opositor nica a Costa Rica

El analista político Oscar Barrantes denunció hoy la reciente visita a Costa Rica del nicaragüense Félix Maradiaga, calificado de mercenario, en busca de apoyo para ser candidato a la presidencia de la vecina nación en unas eventuales elecciones adelantadas.

En un amplio artículo en el sitio web rebeldiacentroamericana.wordpress.com, Barrantes afirma que Maradiaga, aupado por los intereses de Estados Unidos y financiado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), emprendió un periplo internacional para buscar apoyo de la oligarquía de la región como aspirante de la oposición nicaragüense.

Señala que el jefe del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas aparece ampliamente vinculado con bandas criminales y particularmente con la mafia de Christian Josué Mendoza, alias Viper, uno de los forajidos contratados para desplegar un clima de terror en Nicaragua, como parte de la estrategia de golpe de Estado ‘suave’.

Según el miembro del Centro Popular Costarricense de Estudios Sociales, distintas fuentes confirman que Maradiaga es el autor intelectual de la guerra de baja intensidad hibridada en su país, y para ello ha reclutado a redes de terroristas, ‘maras’ y subcontratistas paramilitares transnacionales.

Lo anterior, sostiene Barrantes, con el propósito de implantar la violencia, destruir la paz y la seguridad ciudadana, e inundar de asesinatos, secuestros, tortura, odio, sangre y muerte el territorio nicaragüense.

‘No es casual que Félix Maradiaga estuviese en Costa Rica antes de regresar a Managua, a pesar de no recibir el reconocimiento de autoridades del gobierno costarricense y de ningún gobierno de la región’, asevera el analista político.

Pero, indica, Maradiaga se reunió aquí con el senador norteamericano de origen cubano Marco Rubio en mayo pasado, cuando apenas comenzaba la crisis política motorizada artificialmente por fuerzas antidemocráticas, golpistas y fascistas.

En ese encuentro, cuenta Barrantes, trazaron parte de la estrategia de guerra sucia y golpe de Estado para intentar derribar el gobierno constitucional de Nicaragua, así como Rubio se comprometió en patrocinar y apoyar financiera, política y militarmente todas las maniobras para sacar al presidente Daniel Ortega del poder.

Al respecto, Barrantes sostiene que ‘el lobby cubano-americano se ha destacado dramáticamente en la promoción de todas las corrientes sediciosas, desestabilizadoras y sectores de oligarquías latinoamericanas que fomentan golpes de Estado, la injerencia, el asedio y la invasión encubierta y directa contra gobiernos legítimos, electos democráticamente e independientes, en franca violación del derecho internacional y la autodeterminación de las naciones’.

Tras afirmar que ‘Costa Rica es la principal base de operaciones de Estados Unidos y la ‘contra’ reciclada para atacar al gobierno democrático y al pueblo de Nicaragua’, Barrantes menciona que la Fundación Arias para la Paz está siendo utilizada como cobertura para canalizar los fondos de Rubio e Ileana Ros-Lehtinen contra el vecino país.

En ese sentido, comenta que durante su estancia en Costa Rica Maradiaga se reunió con el expresidente Oscar Arias (1986-1990 y 2006-2010), en lo que el analista político califica de conspiración en San José entre ambos.

Vía: Prensa Latina